Este fin de semana los verdiblancos están obligados a ganar en el Reyno de Navarra ante Osasuna debido a la mala racha que vienen cosechando y a la posibilidad de destitución de Pepe Mel.

Sin duda, la plantilla y el beticismo apoya a un técnico que ha ilusionado al club y le ha devuelto a la primera división, pero la situación ahora mismo no acompaña. El Betis no gana desde la jornada en la que fuera líder en Zaragoza, lleva una racha en la que en siete partidos sólo ha conseguido arañar un punto frente al Málaga (0-0) y por si fuera poco, en la última jornada la mala suerte también se apodera del equipo heliopolitano ante la Real Sociedad contra el que consiguió empatar 2-2 a falta de 5 minutos y un Golazo de Iñigo Martínez hizo justicia dejando una vez masque los puntos volaran del Estadio de Villamarín.

Pepe Mel ha declarado que esta situación le quita el sueño pero, sinceramente la culpa no es suya porque el Betis hace partidos aceptables en cuanto a juego y ocasiones se refiere pero como se suele decir…El que perdona pierde, y eso es lo que le pasa a los verdiblancos. Sus delanteros llevan una racha deplorable y Jonathan Pereira solo hace méritos para estar en el once y nunca consigue la titularidad. Además creo que los cambios de Mel son buenos pero lo que no puede hacer el entrenador madrileño es saltar al campo a tirar un penalti o rematar un córner asi que al beticismo solo le queda esperar y rezar porque vuelvan esos tiempos en los que el sufrimiento era un lejano recuerdo.











El Betis, a la conquista de un feudo invencible
Carlos Pintor, colaborador de Fiebre De Fútbol
@capintor
Por una información deportiva de calidad