Javier CLEMENTE un entrenador... ¡diferente!
Vuelve Javier Clemente a la Liga española tras unos años sin entrenar en España. Un Sporting de Gijón muy necesitado de puntos le ficha como revulsivo para intentar conseguir la salvación a toda costa. Tanto es así, que las primeras palabras de Clemente en su presentación fueron: “Yo vengo para ganar. Para jugar bonito no hay tiempo”. Lo ha podido decir más alto, pero no más claro.

La mayoría de los aficionados al fútbol conocemos muy bien al nuevo entrenador del Sporting, pero muchos de los jóvenes aficionados se preguntarán quién es ese tal Javier Clemente. Pues bien, aquí hacemos un breve repaso a su carrera como entrenador, principalmente marcada por la polémica.

Javier Clemente comenzó a entrenar al Arenas de Guecho, justo después de anunciar su retirada como jugador de fútbol. Con este equipo consiguió el ascenso a Tercera División, y en la siguiente temporada fichó por el CD Baskonia. Dos años estuvo dirigiendo a este conjunto, hasta que en la campaña 80/81 el Bilbao Athletic llamó a su puerta. El Athletic siempre ha sido su club, donde él jugó y donde siempre quiso entrenar. Al año siguiente, el entonces entrenador del conjunto de Lezama, Iñaki Sáez, fue cesado y su cargo lo ocupó Clemente.

En las tres últimas temporadas, el Athletic había conseguido dos novenos puestos y un séptimo. Clemente consiguió llevarlo en su primera temporada hasta la cuarta plaza, y no sólo eso, sino que puntuó tanto en el Bernabéu como en el Camp Nou, algo que sólo consiguió junto al Espanyol esa temporada, pero esto sólo era el principio de una época gloriosa para el entrenador de Baracaldo.



COMPARTE TU FIEBRE DE FUTBOL
Fran Martínez, colaborador y analista de la Liga Adelante de Fiebre De Fútbol
@laligaendirecto
En la siguiente temporada, el Athletic arrasó, sobre todo en casa, donde sólo Madrid (1-4) y Valladolid (1-1) consiguieron rascar algún punto. El equipo se proclamó campeón de Liga, algo que no se conseguía desde la temporada 55/56. Este Athletic de Clemente se distinguía por su garra, su lucha y su entrega en el terreno de juego, algo que siempre ha caracterizado a los equipos que ha dirigido Clemente.

En la siguiente temporada el equipo hizo doblete, ganando tanto la Liga como la Copa del Rey. La Liga estuvo muy apretada, y al final hubo empate a puntos con el Real Madrid, y tan sólo un punto por debajo quedó el Barcelona. En Copa se enfrentó en la final al Barcelona en el Santiago Bernabéu y consiguió vencer 1-0.

En las dos temporadas siguientes el equipo quedó tercero, y en Copa quedó finalista en la temporada 84/85 y semifinalista en la 85/86.

En enero de 1986 Clemente fue cesado de su puesto debido a sus problemas con Manu Sarabia, jugador internacional del Athletic. El entrenador decidió alejar temporalmente del equipo a Sarabia, algo que la directiva no vio bien y le obligaron a que se retractara en su decisión. Clemente no aceptó y fue cesado. Muchos jugadores salieron en defensa del entrenador de Baracaldo, pero no sirvió de nada..

Javier Clemente, tras ser cesado del Athletic, fichó por el Espanyol, llevando al club en su primera temporada a la mejor clasificación de su historia (3º). En la siguiente temporada el equipo acabó 15º, pero consiguió  ser subcampeón de la Copa de la UEFA, tras perder en la final ante el Bayer Leverkusen.

En la jornada 25 de la temporada 88/89 Javier Clemente fue cesado de nuevo de su club por problemas con la directiva. El entrenador hizo declaraciones a un diario donde ponía en duda la profesionalidad de algunos de sus jugadores, lo que llevó al presidente a expulsarlo del club.

Fichó por el Atlético de Madrid y duró apenas ocho meses, de nuevo fue cesado por el presidente, Jesús Gil, debido a que no se conseguían títulos. Algo inexplicable, debido a que el equipo marchaba segundo en Liga.

Volvió al Athletic y firmó por una temporada, pero fue cesado antes por la mala racha en la que estaba sumido el equipo.

En la temporada 91/92 firmó por el Espanyol, para intentar salvar al equipo del descenso. Lo consiguió y le ofrecieron un contrato para renovar, pero la Real Federación Española de Fútbol le propuso ser seleccionador nacional.
Dirigió a España desde 1992 hasta 1998. Estuvo marcado por las polémicas decisiones de sustituir a los integrantes de ‘La quinta del Buitre’ por los debutantes del ‘Dream Team’ como columna vertebral de la selección. Clemente consiguió llegar hasta cuartos en el Mundial de 1994 y en la Eurocopa de 1996. En el Mundial de 1998 España cayó en fase de grupos y ya se planteaba su cesión. El 5 de Septiembre de 1998 se hizo oficial tras perder ante Chipre.

31 partidos invicto estuvo la selección dirigida por Javier Clemente. Todo un récord a esas alturas.

En la temporada 98/99 pasó por el Betis y consiguió el objetivo, que era evitar el descenso

En la siguiente temporada fichó por la Real Sociedad,  consiguió buenos resultados y logró la permanencia, por lo que fue renovado. A principios de la temporada 00/01 fue cesado por los malos resultados y se fue a entrenar a Francia, concretamente al Olympique de Marsella.

Tras un fugaz paso por Francia, Clemente volvió a España y fichó por el Tenerife, para intentar lograr evitar el descenso, algo que no consiguió y fue cesado.

En la temporada 02/03 Clemente volvió a entrenar al Espanyol por tercera vez en su carrera. Consiguió la permanencia, que era el objetivo, pero a principios de la siguiente temporada fue destituido por la mala racha del equipo.

En 2005 fichó por tercera vez en su carrera por el Athletic, cogiendo al equipo último clasificado. De nuevo consiguió evitar el descenso y fue renovado, pero no llegó a dirigir al equipo ni un minuto de la siguiente temporada. El motivo fue que pidió jugadores como Gorka Iraizoz, Raúl García o Gabilondo y le trajeron a Javi Martínez (¿les suena?). Clemente dijo que Javi Martínez era un “chavalito que ni conocía”.

Posteriormente entrenó a la selección de Serbia, pero no consiguió el objetivo que era clasificarse para la Eurocopa 2008, y fue destituido.

Luego estuvo a un paso de fichar por Iran, pero el Murcia llamó a su puerta y volvió a España. No consiguió salvar al equipo esa campaña, pero a pesar de esto fue renovado para la siguiente campaña. Tras unas jornadas, y con el equipo en puestos de descenso a Segunda B, fue cesado.

Fichó por el Valladolid, de nuevo en Primera, con la intención de salvar al equipo, pero no consiguió el objetivo y, tras perder en la última jornada 4-0 en el Camp Nou, fue destituido como mánager del equipo vallisoletano.

Su último trabajo fue como seleccionador de Camerún, pero no tuvo el éxito que se esperaba. El objetivo era clasificarse para la Copa África 2012 y tras 3 partidos ganados, 2 empates y 1 derrota, Clemente fue cesado.

Ahora llega a un Sporting de Gijón que necesita salir de los puestos de abajo y afianzarse en la parte media de la tabla. Hay que recordar que  tres de los últimos cinco equipos que ha entrenado han descendido a Segunda. No es buen dato, pero ha conseguido salvar a muchos equipos de los puestos de descenso en situaciones muy complicadas. Clemente es experto en estas situaciones y, sin duda, es un entrenador que lo dará todo para salvar al Sporting. Esperemos que, cuanto antes, podamos hablar de otro éxito en la historia de este entrenador de Baracaldo.


Fran Martínez, colaborador y analista de la Liga Adelante de Fiebre De Fútbol