REAL MADRID 4 - TOTTENHAM 0 | Adebayor (2), Di María, Cristiano Ronaldo


06-04-11
Y es que nos han intentado vender una película, con mas promoción seguramente que la que Santiago Segura dedica a su filmes, que difiere muy mucho de la realidad. Seamos serios, el Fc Barcelona no tiene rival conocido a día de hoy y los blancos necesitan algo más que un Tottenham para que el Mou-Team hinque la rodilla. Las dudas se han disipado, estos dos clubes son los mejores del mundo y están destinados a pelear cara a cara por los títulos coperos.

Al Bernabéu llegaron unos 5.000 ingleses euforizados, ya que en las horas previas vaciaron sus bolsillos en cerveza en el centro de Madrid ante el asombro de los vecinos y la alegría de los comerciantes. El resto era público euroabonado y peñas madridistas venidas de todas partes de España. Esta vez sólo faltaron 1.000 localidades por venderse a pesar de que los precios de las entradas no eran para nada populares. Gran clima, excelente césped y buen ambiente en la grada.

Los dos equipos formaban con un 4-2-3-1 con Lennon lesionado de última hora. Así los ingleses tenían una linea de 3 con Modric, Defoe y Bale y dejaban mas adelantado al espárrago Crouch. Los merengues huyeron de trivotes y Xabi Alonso y Khedira fueron la red de seguridad de Özil, Di María, Cristiano y el punta Adebayor.

El Madrid empezó fuerte jaleado por su público, presionó arriba y acorraló al Tottenham. Y rápidamente en el minuto 4 y tras saque de esquina, Adebayor, comiéndole la tostada a Jenas, cabeceó en el segundo palo y aunque con algo de suspense el balón se introdujo en la portería inglesa. Buen gol del togolés que se fue corriendo al banquillo para celebrarlo con Lass.

El partido había empezado de dulce para los madridistas y aún se les puso mas de cara cuando Crouch vió la segunda amarilla por imprudencia temeraria; se tiró a los pies de Marcelo en una pelota dividida igual que había hecho antes para ver la primera tarjeta. Rigurosa vista desde fuera, no a tenor del listón del colegiado que minutos antes había amonestado a Adebayor por una acción equivalente.

El Madrid dudó entonces entre irse con todo al ataque ó controlar atrás, y fruto de esa indecisión Bale y Van der Vaart gozaron de un par de ocasiones. Especialmente preocupante el despiste de Pepe en un saque de banda del galés, por suerte Carvalho estuvo rápido corrigiendo el error. Jugadores como Bale tienen un peligro, y es que tienes que encimarles rápido cuando reciben ó empezar a recular un par de metros antes, porque si no, te funden en velocidad.

Los ataques madridistas siguieron llegando, aunque con cierto barullo y a cuentagotas. El colegiado escamoteó un par de penaltys en área inglesa, uno discutible por un leve empujón a Adebayor en boca de gol y otro inapelable por manos de Dawson, que acudió a repeler como si fuera un guardameta más un empalme de Di María en la frontal.

Con sólo un gol de ventaja se fue el Madrid al descanso y la renta se antojaba muy escasa para la parroquia. Mourinho habló con los suyos (que seguramente no habían imaginado jugar contra 10) y les aleccionó para que metieran mas ritmo al partido sin descubrirse atrás. El Madrid dió una imagen mucho mas fresca y lustrosa en la segunda parte.

El primero intento fue de CR7, latigazo desde la frontal con la zurda que salió fuera por poco. Necesita Cristiano que le entre alguna falta ó tiro lejano, necesita dar un plus más en el regate y desborde y su equipo necesita lo mejor de él si quieren ganar la Champions. Confiamos en ver su mejor versión en próximos partidos.

Mientras pensabamos en esto, el Madrid sacó otro córner, esta vez en jugada ensayada. Marcelo recibió en el pico del área, condujo hacia dentro un par de metros y sirvió un balón al segundo palo para que Adebayor cruzara su remate de cabeza y pusiera el 2-0. El togolés lo celebró con rabia y pidió más y más ruido al público, como hacen en algunos shows de la NBA.

El Tottenham en estos momentos no era nada, todos sus hombres estaban por detrás de la linea de la pelota y algunos de ellos padecían ya calambres del cansancio. Mientras tanto Adebayor apunto estuvo de poner el 3-0 de cabeza mientras se colgaba de la luna.

Era la ocasión de matar la eliminatoria y los merengues lo estaban haciendo bien. Circulando, moviendo, cansando al rival y sin sufrir absolutamente nada atrás. En una de estas buenas circulaciones, Özil le dejó el balón en el pico de área a Di María. El fideo hizo un par de amagos y colocó el balón inapelable en la escuadra más lejana. Golpeo durísimo y colocado, Gomes sólo pudo aplaudir y el Bernabéu no pudo por menos que levantarse a votar y festejar el espectáculo al que estaban asistiendo.

Con minutos para Kaká e Higuaín, cambiados por Di María y Adebayor, los merengues siguieron apretando el acelerador ante el nulo peligro que representaban los ingleses, extenuados física y moralmente. Y así de un balón que recogía Kaká en el borde del área, nació un precioso centro que voló de lado a lado para que CR7 lo enganchara lo mejor que pudo. Le salió un disparo raso, que botó en el cesped pero que fue suficiente para doblegar al débil Gomes.

4-0, fiesta en la Castellana y mucho me temo que aunque el Tottenham logre salir de la neblina y pase la resaca no tiene nada que hacer para pasar a semifinales. ¡Hala Madrid!
REALMADRID
REAL MADRID 4 - TOTTENHAM 0   CLASIFICACIÓN - VIDEORESUMEN - RUEDA DE PRENSA
Tarjetas: Crouch, Adebayor, Crouch (2ª), Van der Vaart, Pepe, Defoe
ATHLETIC DE BILBAO - REAL MADRID (Sábado 9 de Abril a las 18:00 en GolT/C+Liga)
P R Ó X I M O   PARTIDO
  • Aplastante mayoría de remates blancos, desde fuera del área, dentro, de cábeza, córners...

  • La expulsión de Crouch dejó solo a Bale y Van Der Vaart arriba que tuvieron alguna ocasión.

  • En la 2ª parte el Madrid aseguró atrás y masticó uno a uno los goles del triunfo.


El Madrid dejó ayer al Tottenham como turco en la neblina.

Como turco en la neblina quiere decir que uno anda a los tumbos, muy desorientado.  Esta frase tiene su origen en nuestro país, donde antiguamente al vino de mayor pureza (esto es, sin agregado de agua) se le denominaba vino moro o vino turco ya que no había sido bautizado.

Entre las costumbres de la época antigua relacionada con las bebidas alcohólicas, se encuentran las reglas establecidas por Carlos IV, que eran de obligado cumplimiento en las tabernas de la Corte y las cercanías. Entre éstas destaca la disposición de que el vino servido a la clientela debía ser siempre de buena calidad y puro. Tan rigurosa era la medida, que se establecía también la prohibición de habilitar locales que tuvieran en las cercanías pozos o mangueras con los que el vino pudiera ser aclarado con agua. Todo esto explica que los hombres de la Corte anduvieran frecuentemente pasados de copas o con una buena turca, como solía decirse en España.

La expresión posterior que le acompaña es sólo fruto del ingenio y picardía de los españoles, que, bajo los influjos de Baco acertaron a aseverar que no habría en el mundo persona mas confundida que un borracho en la niebla.

Y así se utiliza actualmente la expresión como turco en neblina para cualquiera que ande desorientado, este sobrio o no.


@fiebredefutbol
EL BUENO: Adebayor
Buen trabajo redondeado además con dos goles. Solo por su partido de ayer valió la pena conseguir su cesión.
EL MALO: Özil
A estas alturas nos ponemos duros y Mesut lleva 2 partidos desaparecido. Un control mágico y poco más. Tiene que despertar.
EL FEO: Crouch
Se autoexpulsó realizando dos entradas calcadas en pocos minuto, conociendo además el listón del colegiado.
             Fútbol



             Más Futbol




             Apuestas Deportivas



             Ocio

La revista de fútbol para gente inteligente
.com
COMO TURCO EN LA NEBLINA
Escucha los goles del partido
www.FIEBREDEFUTBOL.com