RAYO - REAL MADRID El resumen y los goles
Fernández Borbalán
Sergio Ramos, Diego Costa, Casillas, Marcelo, Xabi Alonso, Javi Fuego, Coentrao, Arribas, Pepe
Nueva victoria del Real Madrid que sigue encadenando triunfos y batiendo récords fuera de casa. Eso demuestra que las cosas se están haciendo bien, muy bien si quieren pero ayer el Rayo Vallecano mereció más y solo el poste y la fortuna permitieron a los de Chamartín sumar los 3 puntos.

Fue un partido como casi todos se esperaban: Campo muy pequeño, juego cortocircuitado y brusco por momentos debido a la guerra de guerillas que se estaba disputando. Más de 30 faltas y 10 cartulinas fueron el balance final.

Con un Gonzalo Higuaín desafortunado y un Kaká desaparecido en combate, tuvo que ser Cristiano Ronaldo el que tomara las riendas del partido y generara las mejores ocasiones para su club. El portugués está en un estado de forma impresionante y su descomunal físico le permite tener una reserva extra cuando el resto de sus compañeros están pasando un valle físico.

Aunque debemos de dar todo el mérito al Rayo Vallecano, que consiguió maniatar al Real Madrid y obligarlo al balón largo y a la jugada individual. Un 4-2-3-1 de Sandoval con la presión alta para incomodar lo máximo posible a Xabi Alonso y Özil. Y siempre intentando generar algo en ataque, la mejor muestra fue un recorte y remate sensacional de Piti que el palo repelió.

Con 0-0 se llegó al descanso, resultado que pudo haber sido diferente de ver el colegiado un codazo de Sergio Ramos a un jugador local. El de Camas lleva dos semanas demasiado nervioso y a partir de ahora los colegiados le prestaran especial atención. En la Liga los blancos pueden tropezar, pero un error de este calibre en Champions se puede pagar con una eliminación.

Si el Madrid quería ganar el partido tendría que apelar al talento individual de sus jugadores. Pero Özil ha vuelto a ser un jugador normal, Kaká uno suplente y el Pipita parece desconcentrado. No nos olvidamos que en la sala de máquinas Xabi Alonso sigue sin mostrar el gran rendimiento de la primera parte de la temporada. ¿Quien quedaba? Cristiano, siempre él, siempre justificando con goles geniales todos y cada uno de los 96 millones de euros que costó. Tras un corner sacado por Özil la pelota le quedó paralela al punto de penalti. Ni corto ni perezoso armó un taconazo fuerte y preciso para embocar la pelota a gol. Esto lo tiene que haber ensayado en los entrenos, no me cabe duda.

El partido se abrió un poco a partir de este momento con Cristiano intentando ampliar la renta a base de chuts y asistencia y con Ramos poniendo el corazón en un puño a su hinchada. La fortuna se alió con los blancos y Michu y Armenteros fallaron sendos goles cantados.

El Real está pasando una etapa baja en su juego y apostaríamos por un tropiezo liguero del equipo de Mourinho más pronto que tarde. Aunque creemos que ante el CSKA volverá el Madrid poderoso. El Rayo sigue dignificando esta liga con sus armas y con sus medios, merecerían estar en Europa.
RAYO VALLECANO: Joel, Tito, Arribas, Pulido, Casado, Javi Fuego, Movilla, Piti, Michu, Diego Costa, y Armenteros.
REAL MADRID: Casillas, Arbeloa, Ramos, Pepe, Marcelo, Xabi Alonso, Khedira, Ozil, Kaka, Cristiano Ronaldo, e Higuaín.
COMPARTE FIEBREDEFUTBOL
PUBLICIDAD
FIEBREDEFUTBOL.COM

Michu