La arrogancia de PELÉ
El futbol como deporte de equipo siempre tendrá sus complicaciones al elegir al mejor jugador  del mundo, de un equipo o hasta de un partido. El que tiene que lograr un resultado es el conjunto de futbolistas y no uno solo. Aunque por supuesto que en cada época hay uno que manda, que destaca por encima del resto por sus virtudes individuales para lograr que su equipo tenga los mayores éxitos. Pelé, Maradona, Di Stéfano, Cruyff, Beckenbauer, Ronaldo, Zidane, Messi. Todos sentados en la misma mesa.

Y este tema sale a colación por las declaraciones de ‘O Rei’ quien no pierde oportunidad para alabarse a sí mismo a pesar de que ya por muchos es considerado el mejor jugador de la historia por más difícil que sea de comprobarlo, ya que cada uno de los cracks mencionados ha jugado y sobresalido en diferente época.

"Cuando Messi haya marcado 1283 goles y ganado tres Mundiales, hablamos… los récords están para romperse, pero va a ser difícil superar los míos. La gente me pregunta todo el tiempo cuándo va a nacer otro Pelé. ¡Nunca! Mi padre y mi madre cerraron la fábrica". Es parte de lo que dijo el ex-futbolista brasileño de 71 años y que antes de cumplir los 18 ya había ganado su primera Copa del Mundo vistiendo además la emblemática ‘10’ de Brasil.
Pero ¿porqué la necesidad de auto-idolatrarse y hacer menos los méritos de los demás futbolistas? Si es que existiera una diferencia abismal no tendría que decir absolutamente nada. ¿Alguien ha escuchado a Michael Jordan diciendo algo similar? Es más, el ex-basquetbolista acepta que Kobe Bryant puede acercarse a él. La arrogancia de Pelé no cabe para alguien que es el mejor de todos los tiempos.

De por sí se discute mucho que Diego Armando Maradona tenía una mayor habilidad y además una selección argentina con un perfil más bajo con la cual logró un campeonato del mundo y un subcampeonato, aunque nunca podremos decir que ganó los títulos él  solo, los compañeros en menor o mayor medida, pero sin ellos un equipo no perdura. Pelé, que justamente con este tipo de declaraciones parece que se olvida de sus compañeros, contó en diferentes momentos con otros jugadores bastante destacados entre los que estaban: Garrincha, Djamla, Nilton Santos, Didí, Vavá o Zagalo en un momento y a Tostao, Rivelino, Gerson, Jairzinho o Carlos Alberto en otro. Casi nada.

"Ningún jugador es tan bueno como todos juntos” frase del gran Alfredo que sin Gento o Santillana no hubiera tenido el mismo éxito. Cruyff sin Neeskens, Beckenbauer sin Muller, Zidane sin Henry, Ronaldo sin Rivaldo o Messi sin Xavi.

Y lo de los números, pues es relativo. Como dice Juanma Lillo “las estadísticas son como los bikinis: enseñan mucho pero tapan lo verdaderamente importante”. A pesar de quedar en la historia poco nos han marcado jugadores oportunos y goleadores como Just Fontaine, Hugo Sánchez, Oleg Salenko o Miroslav Klose. Más de mil goles dice Pelé, que ni siquiera están bien contabilizados oficialmente.

Los tiempos cambian. El balón, las defensivas y principalmente la competitividad. Porque si bien antes patear un cuero era más complicado, ahora el nivel físico es mucho mayor y cada vez hay más gente practicando el deporte y entonces para destacar hay que hacer cosas que nadie más es capaz de hacer, pero volviendo al tema de la escencia del futbol, si las haces ayudándote de tu colectivo enalteces tu figura. Y hace mucho que Pelé no habla de sus ex-compañeros que tuvieron los mismos éxitos que él.
@dortizsc
Daniel Ortíz, colaborador de Fiebre De Fútbol
BLOG