LA FURIA Y CR7 DOBLEGAN A UN GRAN VILLAREAL                         
Autor: Carlos Martínez


10 Enero, 2011
A pesar del gol madridista, nada cambió en el medio campo que seguía siendo netamente amarillo. Así, un pase de Bruno Soriano, dejó sólo a Marcos Rubén y el argentino definió con mucha clase ante la salida de Iker Casillas. Golazo del Villareal y caras de preocupación e impotencia en la parroquia blanca pues todas sus jugadas llevaban mucho veneno y muchos temían que la diferencia en el marcador se agrandara más todavía.

Cuando nadie esperaba nada, y en el tiempo de descuento de la 1ª parte un falta lateral sacada por Xabi Alonso fue cabeceada en anticipación por CR7. Gol injusto por los méritos vistos en la primera parte pero sin duda balsámico y de confianza para los blancos.

En la segunda parte el Madrid cambió el chip y con la entrada de Khedira y los ajustes técnicos de Mou el equipo ganó profundidad y empezó a generar numerosas ocasiones de peligro, asumiendo lógicamente mas riesgos atrás. Raul Albiol paso al lateral derecho y Sergio Ramos al centro de la defensa. Benzema tuvo varias ocasiones pero el francés sigue negado en los partidos trascendentales y cada vez se ve más clara su salida en el mercado veraniego. El Villareal intentaba tener la pelota y dormir el partido, pero el Madrid había entrado en modo furia y es muy difícil aplacar a los blancos en ese estado.

Unos minutos después un centro de Kaká (Que había salido por Albiol) lo repelió con problemas Diego López y después de varios remates fallidos, el más listo de la clase se revolvió de forma espectacular para conseguir el 3-2. El Madrid había vuelto a consumar la remontada con una gran segunda parte y con su rabia y coraje de todos los domingos. En esta jugada el banquillo del Villareal pidió fuera de juego de Di Maria, que no toca la pelota pero hace por jugarla. Como solemos explicar en LA MOVIOLA muchas veces resulta difícil saber si el portero es realmente molestado o no en este tipo de jugadas.

En estos momentos el Villareal ya era un equipo sin respuesta, de hecho apenas pudo salir con peligro a la contra en la segunda parte. Garrido intentó mover el banquillo pero no tuvo éxito en ninguno de sus cambios de piezas.

El Madrid estaba desbocado y CR7 se inventó una jugada por banda izquierda, frenó en seco, miró y le puso un balón a su amigo Kaká  para que este rematara a bocajarro y se reconciliara con la afición del Bernabéu, si es que no le habían perdonado ya al carioca.

En este momento el partido murió a nivel competitivo, y tuvimos 10-15 minutos de la basura, donde el Madrid se defendió con faltas de las cada vez más tímidas acometidas del Villareal. Y es que para ganar a alguno de los dos colosos de la liga hay que jugar los 90 minutos a un nivel de lujo, ya no basta con jugar bien a ratos como antaño.

Ahora al Madrid le espera otro partido de mucha tensión, la eliminatoria contra un hipermotivado Atlético y un posible infierno en el Calderón. El calendario ya no va a dar respiro a los blancos, les viene el Atlético, y si pasan Sevilla o Villareal y enseguida la vuelta de la Champions. Empieza lo gordo señores.
REALMADRID
REAL MADRID 4 - VILLAREAL 2 (Cani, CR7, Marco Rubén, CR7, CR7, Kaká)
Tarjetas: Benzema, Ángel Lopez, Xabi Alonso, Cazorla, Bruno, Di María, Capdevila
REAL MADRID - ATLÉTICO (C.Rey - Jueves 13 de enero, 22:00 horas en Canal +)
P R Ó X I M O   PARTIDO
  • El Madrid casi triplicó en faltas al Villareal para detener el juego del Submarino

  • Brillante 1ª parte de los amarillos que desplegaron fútbol de muchos quilates

  • CR7 y la furia blanca remontaron en una gran segunda parte merengue

Segundo contra tercero de la Liga BBVA. Muchos teníamos esta fecha marcada en el calendario, y es que a la espera de los cruces de Champions, probablemente el Villareal es el único equipo del campeonato doméstico que puede poner en apuros a los colosos Madrid y Barcelona. Los madrileños tenían la baja de Pepe en defensa, aparte de la ya conocida de Higuaín y en el cambiante doble pivote esta vez le tocó jugar de inicio a Lass que firmó no sólo un nefasto partido, si no una negra noche.

El Bernabéu registraba un lleno casi absoluto y ganas de ver buen fútbol. Los jugadores del Real Madrid aparecieron con una camiseta de apoyo a Gonzalo Higuaín en un bonito gesto. Sin embargo, una vez que empezó a rodar la pelota el Villareal se hizo dueño y señor del partido, y en apenas un minuto Cazorla estuvo a punto de adelantar a los de Castellón.

El Madrid no encontraba el sitio en el campo, no robaba balones en terreno contrario y los de Garrido empezaban a combinar con mucha soltura. Borja Valero, el ex de la Fábrica se asociaba a la perfección con sus compañeros y a base de automatismos y buen toque conseguían desquiciar a los blancos, que llegaban tarde a las disputas y sufrían mucho para defenderse ordenadamente. Así en una preciosa jugada combinativa, le quedó el balón a Cani en el área y batió a Casillas con un sutil toque. Sin embargo el Madrid tuvo la suerte de poder empatar casi inmediatamente tras unas buenas paredes de Benzema y Özil; este último metió el pase de la muerte para CR7. 1-1 engañoso pero que le daba al partido un ritmo trepidante.
@fiebredefutbol
FIEBRE DE FUTBOL
Revista Semanal de fútbol. De fans, para fans.

EL BUENO: CR7
Se echó el equipo a las espaldas y firmó un hat-trick y una asistencia para Kaká. Fue el líder que el equipo necesitaba.
EL MALO: Lass
Desbordado por el fútbol combinativo de los amarillos, acabó siendo cambiado al descanso y abandonó el estadio. Será multado.
EL FEO: Cani
Lanzó una botella a Mourinho al malinterpretar un gesto de celebración eufórica del luso.
             Fútbol



             Más Futbol




             Apuestas Deportivas



             Ocio