REAL MADRID: La aplanadora
Primero su perfil ganador – con dos Champions League en las espaldas - y segundo que supuestamente tenía la llave para frenar la racha de títulos del máximo rival, el Barcelona de Josep Guardiola. Aunque hay que decir que en los enfrentamientos directos con todo y sus cambios de estrategia – repitiendo siempre la dureza en el juego - sólo ha podido jugarle una vez de tú a tú al Barça, en ese último choque de la Copa del Rey y también con un cuadro culé excedido en confianza dando muchas concesiones al ataque merengue. Definitivamente aún es su asignatura pendiente o su obsesión, cómo lo quieran ver.

Con sus pros y sus contras, ‘Mou’ ha logrado levantar el orgullo del Real Madrid, ganando la final de la Copa del Rey el año pasado y actualmente liderando el campeonato local por un amplio margen, cerca de frenar el tricampeonato que actualmente ostentan los culés.

Este Madrid, está para romper todos los récords de la Liga Española. Puntos, goles, victorias, pichichi. Todo lo tiene al alcance el equipo de Mourinho.

El futbol cada vez más desigual debido a la diferencia de presupuestos en los clubes, es más notorio aún en España, donde dos son los amos y señores, luego otros seis clubes que luchan por los puestos europeos junto con los sorpresivos y ya luego los que luchan por sólo sobrevivir en la categoría que son la mayoría. Al final un partido son once contra once y por ello a veces las distancias se borran o acortan durante 90 minutos pero en la tabla se notará la diferencia de regularidad. Por eso hasta parece que le dan ventaja a los rivales, aceptando casi siempre el primer gol, para luego darle vuelta con la gran pegada que tienen. Un fútbol directo, que no pierde tiempo en atacar, mientras menos toques para llegar al área rival se necesiten, mejor. Velocidad, contragolpe, paredes y casi siempre definición a un toque. Una y otra vez sin piedad hasta saciar el hambre de gol o que el árbitro pite el final.

Iker Casillas cada vez luce menos ya que ofensivamente está Cristiano Ronaldo tantas veces para salvarlos de partidos competidos o deslucidos, o para inflar marcadores. Sergio Ramos pese a sus infantiles errores es de los defensas más solventes cuando está concentrado. Xabi Alonso puede salir en una mala tarde y no se termina notando en el marcador con el aporte sorpresivo de Sami Khedira o la conexión que últimamente vienen haciendo Mesut Ozil y Kaká, ambos con bajo rendimiento muchas veces por falta de socios, ahora se tienen el uno al otro –por más que se extrañe también a Ángel Di María. Cuando no se ve por dónde se resuelvan las cosas aparece el oportunismo siempre discutido de Gonzalo Higuaín. Y el que me parece el mejor jugador de este equipo, el más pensante y ejecutor, el más maduro y con las ideas más claras, Karim Benzema, el que hace la diferencia en este Madrid.



Contar con una chequera en blanco año con año va trayendo sus frutos. Promediando cinco jugadores nuevos cada año- con más fiascos que figuras-  finalmente ha terminado por confeccionar una plantilla de altísimo nivel, jugadores competitivos, líderes en sus equipos anteriores y/o selecciones y que la mayoría de ellos se han crecido vistiendo la camiseta blanca, una de las más históricas y la más ganadora del mundo.

El técnico ha tenido que ser alguien que pueda tener autoridad y amistad al mismo tiempo con sus futbolistas para dominar un vestuario con altos grados de posible tensión, la misma que minimiza o maximiza con la prensa, según su estrategia. Aunque José Mourinho fue contratado principalmente por otros motivos.
@dortizsc
Daniel Ortíz, colaborador de Fiebre De Fútbol
@dortizsc
Daniel Ortíz, colaborador de Fiebre De Fútbol
‘La Aplanadora’ merengue sigue en racha, seguramente será campeón de liga, pero quiere más. Les urge la Champions League, el camino ya está trazado y aunque aquí no parten como favoritos, tienen todo para ganarla. Claro, si llegan a la final y el Barça no está enfrente, mejor.