NO ERA EL SADAR, ERA EL MOLINÓN                                  
Autor: Carlos Martínez


14 Noviembre, 2010
Con el 0-0 al descanso y a punto de la reanudación, la realización enfocó a Mourinho charlando con Pardeza, seguramente para que le hiciera llegar a Aitor Karanka las instrucciones pertinentes. Por cierto, abuso en la TV de los planos de Mou sentado en el Palco viendo el partido, que no aportaban nada a la retransmisión.

El Madrid intentó salir con mas garra en la segunda parte, de hecho Di María se fabricó un buen disparo que repelió Juan Pablo a córner. El Sporting ya sin disimulo empezó a repartir estopa y a protestar todas las acciones (Con alguna interpretación teatral por medio) para presionar al colegiado. La grada tomó buena nota y los cánticos antimadridistas eran audibles para los espectadores desde sus casas. Especialmente preocupante el sonido de mono que le dedicaron a Marcelo unos cuantos seguidores ubicados en uno de los fondos.

Con un Sporting que mordía pero que salía a la contra con dificultad el Madrid se dedicó a abrir a banda y a colgar centros. En uno de Di María el Pipita marcó pero le anularon un gol por un fuera de juego inexistente. Al Madrid le costaba Dios y ayuda trenzar jugadas claras cerca del área y el ambiente era tan hostil que al viejo aficionado madridista le parecía que su equipo estaba jugando en el antiguo Sadar, y no en el reformado Molinón.

Con un 0-0 que de poco valía a los visitantes los cambios estaban ya listos para entrar en acción. Cuando todos esperaban el clásico Higuaín-Benzema, Mourinho quitó a Di María y dió entrada al francés, que a los pocos minutos había ya disparado con peligro un balón suelto en la media luna del área.

Decíamos que el Madrid no podía entrar con paredes en el área rojiblanca, asi que esta vez Sergio Ramos se sacó un centro que remató con mucha fuerza y abajo Karim Benzema. Juan Pablo rechazó el balón hacia un lado pero no con la suficiente fuerza para evitar que Higuaín en boca de gol (y que estuvo muy hábil para no caer en fuera de juego) pusiera el 0-1.

Tuvo el Madrid un momento de relax, cuando acto seguido Barral, que había ingresado hacía unos instantes al terreno de juego, remató a bocajarro un centro desde la banda derecha. Casillas sacó una mano espectacular de puros reflejos para evitar el empate. Mou dió entonces entrada a Lass y Arbeloa para asegurar el choque. Victoria muy sufrida de los blancos, gran desgaste físico del Sporting y ahora llegan los leones al Bernabéu, eso sí, menos fieros cuando no juegan en San Mamés.
REALMADRID
SPORTING DE GIJÓN 0 - REAL MADRID 1  (Gonzalo Higuaín)
Tarjetas: Diego Castro, Higuaín, Carmelo, Khedira, Eguren, Lora, De Las Cuevas. Botía
REAL MADRID - ATHLETIC (Sábado 20 de Noviembre, 22:00 horas en abierto)
P R Ó X I M O   PARTIDO
  • 19 faltas del Sporting por 7 de los madridistas

  • Benzema salió con el Sporting cansado y aportó cosas a su equipo

  • Xabi Alonso y CR7 fueron anulados por el enjambre rojiblanco

  • Botía fue expulsado por una entrada en el descuento sobre CR7

El Madrid salió vivo del infierno en el que se convirtió El Molinón durante los 90 minutos del partido. No sólo eso si no que además logró sumar 3 puntos de oro con un gol de "pillo" de Higuaín y una importante inyección de moral al llegar el tanto en los ultimos minutos del partido.

El estadio estaba casi lleno (25.000 espectadores) y al menos 24.500 mordían. La previa del partido había sido demasiado caliente con Manolo Preciado pasándose de frenada ante las chinitas (a veces pedradas) que Mourinho suele acostumbrar a lanzar a sus rivales. Pero la verdadera guerra estaba a punto de disputarse en el terreno de juego, por cierto, en excelente estado.

Salió el Sporting con el cuchillo entre los dientes, con mucha presión en el medio campo pero el Madrid, fiel a su tradición de los últimos partidos no se amilanó y en estos primeros compases dominaba el encuentro. Sus jugadores rotaban y se movían constantemente, y con Özil y Di María frescos trenzaban y llegaban bien al área defendida por Juan Pablo. De hecho poco falto para que cuando corría el minuto 11 de partido Higuaín pusiera el partido de cara a los suyos, pero su remate cruzado se estrelló en la base del poste para llegar luego mansamente a las manos del guardameta.

Sin embargo y como también nos tiene acostumbrados, al Madrid le duró este arreón inicial unos 20 minutos y fue entonces cuando el Sporting empezó a ganar balones divididos y rechaces en medio campo, pudiendo llegar al menos a colgar algunos centros y efectuar algunos remates con escaso peligro para la meta de Casillas. Conseguían eso sí, alejar al Madrid de su área y ya entonces empezaron a anular a Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo con un ataque tipo "enjambre" cuando tenían el balón en el que participaban en ocasiones hasta 4 futbolistas.

@fiebredefutbol
             Fútbol



             Más Futbol




             Apuestas Deportivas



             Ocio

La revista de fútbol para gente inteligente
.com